“Los monjes budistas salieron por miles este sábado a las calles de Birmania, un redoble de su movimiento de protesta, que es el más intenso al que se enfrenta la junta militar en casi veinte años.

Unos 2.000 monjes marcharon por sexto día consecutivo en Rangún, la principal capital, y mil más en Mandalai, la segunda ciudad del país, según testigos.

Los religiosos, respetadísimos en ese devoto país budista, se han convertido en los estandartes de un movimiento de protesta popular contra el régimen que se inició hace un mes a partir de una repentina subida de los precios de los carburantes y el transporte público.” (AGENCIA AFP) 

 

 

BANGKOK.- Unos 10.000 monjes budistas se manifestaron en varias ciudades birmanas de forma pacífica para exigir disculpas al Gobierno por la agresión a varios bonzos a principios de mes, y unos 1.000 lograron concentrarse frente a la embajada de China, el principal aliado de la Junta Militar. La movilización vivió un momento muy emotivo cuando la opositoria birmana Aung San Suu Kyi, recluida desde hace cuatro años en su domicilio, ha salido a saludar entre lágrimas a los manifestantes.

(DIARIO “EL PAÍS”;AGENCIA EFE)

 Más de 2.000 monjes protestaron en una marcha en Mandalay, la segunda ciudad del país, situada en la zona de mayor actividad religiosa.
Mientras otros 1.000 se manifestaron en la antigua capital, Rangún, convergiendo en el templo sagrado de Schwegadon, bajo la atenta mirada de agentes de paisano.

También hubo protestas en otras cinco ciudades del país, un día después de que los líderes de los manifestantes declararan que no pararán hasta que caiga el gobierno.
Se tratan de las protestas más fuertes contra las autoridades birmanas desde el golpe de Estado ocurrido en 1988 aunque no hay informes de violencia.

(BBCMundo; internacionales)  

 

 10,000 religiosos salieron a las calles por sexto día protestando contra dictadura que oprime al país por casi 40 años. La revuelta pacífica de los monjes budistas en Myanmar (la antigua Birmania) subió otro peldaño al lograr sacar a la calle a 10.000 religiosos para exigir disculpas al gobierno por la agresión a varios bonzos a principios de mes. Un millar logró concentrarse frente a la Embajada de China, el principal aliado de la Junta Militar, y la lideresa del movimiento democrático, Suu Kyi, que cumple arresto domiciliario desde 2003, salió incluso a la puerta de su domicilio para rendir tributo a los monjes que se manifestaban. 

 

La revuelta pacífica de los monjes budistas en Myanmar (la antigua Birmania) subió otro peldaño al lograr sacar a la calle a 10.000 religiosos para exigir disculpas al gobierno por la agresión a varios bonzos a principios de mes. Un millar logró concentrarse frente a la Embajada de China, el principal aliado de la Junta Militar, y la lideresa del movimiento democrático, Suu Kyi, que cumple arresto domiciliario desde 2003, salió incluso a la puerta de su domicilio para rendir tributo a los monjes que se manifestaban. Según indicó un monje al diario digital Irrawaddy, los bonzos se pararon intencionadamente ante la delegación diplomática china sin realizar demandas ante el edificio, aunque sí dedicaron un cántico “de amor y bondad”. Fue el sexto día de marchas, que comenzaron con una concentración de unos 2,000 religiosos en la ciudad de Mandalay, en el centro del país. A la manifestación se unieron posteriormente varios miles de bonzos y monjes procedentes de otras pagodas, con incidentes similares en la antigua capital, Rangún.
Los monjes iniciaron sus protestas ante la negativa del Gobierno a ofrecer una disculpa por los maltratos sufridos el pasado por los bonzos del monasterio de Pakokku a manos de los agentes antidisturbios durante una manifestación.   (DIARIO “EL PAIS”; EFE)

Uno no es más bajo debido a su nacimiento,
ni el nacimiento nos hace santos.
Sólo los actos nos hacen bajos,
sólo los actos nos hacen santos.

Sutta Nipata 136

Soy Focvs
Y la Mverte no es vna Metáfora

Anuncios