Se ha ido… se ha ido adonde no podemos alcanzarlo… A los 89 años de edad, en la isla sueca de Faaro, falleció Ingmar Bergman; poderoso director de cine, que con su lamentable partida, nos ha privado de su talento, del genio de sus películas, de su mirada inconfundible, su juicio despiadado y su talento insuperable.

Una pérdida irreparable para el cine mundial. Le debemos tanto… le debemos una estela interminable de obras maestras: El séptimo sello (1957) Gritos y susurros (1972), Escenas de la vida conyugal (1974), Sonata de otoño (1978) o Fanny y Alexandre (1982). Películas que nos quedaran para siempre, como el testimonio brillante de una carrera legendaria plagada de triunfos algo de él en el blog de un amigo (que me gano “el quien vive” por cierto al publicar sobre Bergman primero que yo).

 Poco mas que agregar sobre su vida y su brillante carrera… les dejo su imagen, porque quiero que vean sus ojos… a ver si leen lo mismo que yo, cuando la encontre…

 ingmar-bergman2.jpg

 Soy Focvs
Y la Mverte no es vna Metáfora.

 

Anuncios