Sip…  es cierto, pareciera que la muerte, aún galopa enloquecida sobre el planeta, recogiendo su carga de  almas inocentes; sacrificadas por venganza, codicia o por el odio mas exacerbado; la miseria humana en su maxima expresión.

“13.000 fallecidos en Irak, frente a los 14.618 de 2005 en todo el mundo 1.800 niños murieron en los atentados, un 80% más; El mayor número de ataques terroristas se produjo en Oriente y el sur de Asia…”  ( Agencia EFE, El Mundo.es 30/04/07)”

Un auto explota en las calles de Bágdad, mata  su ocupante y a 30 personas que estaban en el lugar, la sangre encharca las calles llenas de heridos y partes de personas muertas, los familiares de las victimas intentan “recoger” a sus seres queridos, no es una tarea fácil, son muchos pedazos, y es dificil saber “cuales son suyos”. En ese mismo momento, al otro lado del planeta, un hombre en una oficina toma un telefono y recibe una llamada, contesta frases cortas, “si…cuantos..” “y que dicen los informes…” este hombre no tiene que recoger los pedazos de ninguno de sus familiares de una calle atestada de otros pedazos extraños. Este hombre de traje elegante, de manos suaves y limpias, nunca ha visto el cadaver de un niño muerto, nunca a visto a un padre desesperado, intentado “recogerlo” del suelo, mientras otros padres urgan el piso con las manos sucias de sangre y tierra, tratando de “recoger” otros pedazos, de “otros” hombres, mujeres y niños, que nunca supieron que la muerte se los había llevado .  Los cuerpos de los heridos se amontonan en hospitales, esperando morir o viendo como, tanto sus cuerpos como sus vidas, han sido destrozadas o se caen a pedazos. Este hombre en ralidad no sabe nada de esto, el va a una oficina secreta, en un edificio secreto, el algun punto secreto, en una instalación secreta, de una ciudad lejana; contesta un telefono, da ordenes, recibe informes y escribe informes… mira la pantalla de un computador. Y entonces, estalla otro auto, en otra ciudad, de otro país, matando a personas que nunca conocieron a este hombre, personas que a este hombre no le importan, porque para él nunca fueron personas.Lo que este hombre no sabe, y probalemente nunca sabrá, es que él, hace mucho, muchisimo tiempo, dejo de ser persona.

“LA CONDICIÓN HUMANA ES UNA CONDICIÓN MORAL, Y ESTA CONDICIÓN PUEDE PERDERSE” (AlQano)

Soy Focvs
Y la Mverte no es vna Metáfora

5_libano_masacre_chicos_b1.jpg

Anuncios