Ya es media noche de nuevo. La ventana esta abierta y un suave  aire  fresco se cuela sigilosamente y se acomoda en mi espalda. Ha sido un dia agotador, fuímos de compras; por fin conseguí comprar cortina para la ducha del baño de nuestra pieza, (el baño de visitas ya tiene pero mi amor la esta bordando y tomara tiempo ponerla), compramos las mil y una menudencias que se necesitan para preparar las vacaciones que pensamos tomarnos este verano; vacaciones que incluyen dejar atrás, 30 bonsais y tres gatos persas bastante caros, eso es alimentancion para 15 días (o posiblemente 20)  arena sanitaria; riego automatico (los arboles también comen). En medio de eso, una compra insólita, algo fuera del presupuesto. Un Kit para camping, una carpa iglú para cuatro, dos sacos de 300 gramos, un colchón inflable de 2 plazas, y una silla de acampada (tal vez ahora si me anime a llevarla de camping). Tal vez lo peor que la sociedad moderna le puede hacer a un pareja joven y potencialmente consumista, es enviarle la publicidad junto con el diario de la mañana; eso es un acto artero, deleznable y abyecto. Y es que, uno no puede ni abrir el diario sin encontrarte con 5 cuadernillos, como de 20 hojillas, llenas de ofertas de cada una de las multitiendas o centros comerciales de toda la capital. Y entonces, por mucho que lo quieras evitar; te terminas topando con algo, que te gusta bastante, que es medianamente necesario en tu casa (motivo con el que te autoengatusas la razón) y que esta en algun tipo de “extraña oferta un tanto ambigua”, por lo que terminas a media mañana subido en algún autobus de camino para comprarlo; en cuotas, porque con tu tarjeta del banco dan mejores condiciones de pago que con las de tienda. En fin….. una dia de vida en la vida de la gran ciudad.

Soy Focus
Y la Muerte no es una Metáfora

Anuncios